[dynamic-sidebar id='Debajo header']
SILLICON VALLEY

Candidatos de oposición, el blanco de la violencia política.

[dynamic-sidebar id='Arriba post']

Las agresiones incluyen asesinatos, atentados contra familiares, secuestros, intimidaciones y amenazas, agresiones físicas, heridas por arma de fuego y asaltos con violencia, según el Cuarto Informe de Violencia Política en México 2018.

Entre septiembre de 2017 y mayo de este año, los ocho meses que ha durado el proceso electoral que se definirá el 1 de julio, se han registrado más de 305 agresiones en contra de políticos, 72% de ellas a integrantes de partidos de oposición en el ámbito estatal.

Las agresiones incluyen asesinatos, atentados contra familiares, secuestros, intimidaciones y amenazas, agresiones físicas, heridas por arma de fuego y asaltos con violencia, según el Cuarto Informe de Violencia Política en México 2018.

Los datos reflejan la baja calidad e inequidad de la competencia democrática de manera particular en entidades del centro y sur del país, en donde candidatos y brigadistas de diversos partidos son el principal blanco de los ataques durante actividades de campaña por parte de integrantes de partidos políticos gobernantes, de acuerdo con el estudio.

“Tienes en el ámbito local está intensión de hacer a un lado a los oponentes políticos a través de medidas violentas, amenazas, actos de acoso, intimidación y en el peor de los casos el asesinato. Es una situación que nos llama mucho la atención porque esto quiere decir que hay una motivación política detrás de todas estas agresiones”, detalló Rubén Salazar, director ejecutivo de Etellekt, consultoría política que elaboró el estudio.

[dynamic-sidebar id='Abajo post']