[dynamic-sidebar id='Debajo header']
SILLICON VALLEY

Crocs cierra sus fábricas en Guanajuato

[dynamic-sidebar id='Arriba post']

El grupo estadounidense de calzado ha cerrado las dos fábricas que tenía en la ciudad de León, Guanajuato. El cese de operaciones supuso también el despido de setecientos empleados que trabajaban en las factorías.

La medida se debe al plan de Crocs para simplificar su negocio y mejorar la rentabilidad. El cierre de las instalaciones implicará un coste de cinco millones de dólares para la empresa estadounidense de calzado.

La planta de Crocs se ubica en el parque industrial Stiva, en León, según El Financiero. Allí, la compañía contaba con un predio de 36.418 metros cuadrados de superficie, uno de sus mayores centros de operaciones en el extranjero y donde contaba con un almacén.

El repliegue de Crocs en México se enmarca en el plan de reestructuración global que está llevando a cabo la compañía, cuyos ingresos cayeron un 1,2% en 2017, hasta 1.023 millones de dólares. Sin embargo, el grupo regresó a números negros en el último ejercicio, situando su beneficio en 10,2 millones de dólares, frente a las pérdidas de 16,4 millones de dólares de 2016.

En este ajuste global, Crocs anunció el año pasado el cierre de 160 puntos de venta en todo el mundo. En junio de 2017, Andrew Rees asumió como consejero delegado del grupo, tras la salida de Gregg Ribatt.

Actualmente, la red global de la compañía estadounidense se extiende a 558 establecimientos. En México, Crocs opera con tiendas monomarca, puntos de venta en tiendas departamentales, multimarca y en el canal online.

Etiquetas
[dynamic-sidebar id='Abajo post']