[dynamic-sidebar id='Debajo header']
SILLICON VALLEY

El dueño de los dos tigres es condenado

[dynamic-sidebar id='Arriba post']

El propietario de dos tigres de Bengala que fue atacado anteayer por sus animales presenta muerte cerebral. Sus probabilidades de mejoría son escasas, de acuerdo con los reportes médicos.

Su hijo, de 15 años de edad, quien también fue herido por las fieras de más de 150 kilos, está fuera de peligro luego de ser sometido a cirugía, aunque su estado es delicado.

El dueño de los trigres se encuentra bajo custodia policial porque tiene una orden de reaprehensión por homicidio calificado en su entidad de origen, Nuevo León.

A raíz del ataque de un tigre, la Policía Estatal de Investigación de la SSP inició las indagatorias correspondientes y permitió conocer que Roberto Lozano Tamez tiene una sentencia de 25 años de prisión, ratificada por la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Nuevo León.

La SSP mantiene la debida seguridad y custodia, en coordinación con las autoridades de Nuevo León, y se procederá a cumplimentar la orden de reaprehensión una vez que sea dado de alta.

Ayer informamos del hecho ocurrido en un terreno del municipio de Baca, donde un tigre de Bengala atacó a un adolescente y luego a su padre que acudió en su auxilio y fue presa de los colmillos y garras.

Suman tres las personas heridas por los dos felinos adultos, propiedad de Lozano Tamez. El primero fue su amigo, el empresario Jorge Arturo Sánchez Orea, (a) “Bebo”, aunque no trascendió en su momento.

La propiedad que alberga animales exóticos está en el kilómetro 22.5 de la vía Mérida-Motul, cerca de la hacienda ganadera “Santa María” de la familia Ponce Díaz.

Las autoridades investigan la presencia de los tigres, uno blanco y otro amarillo, en un terreno de dos hectáreas ubicado a 15 minutos de la capital yucateca.

Aunque al principio se informó que el joven Neithan Lozano V. era el más grave, anteanoche se supo que Roberto Lozano, quien creció a los tigres desde cachorros, fue el más afectado por las heridas y llegó inconsciente al nosocomio.

Ambos están ingresados en el hospital Star Médica de la capital yucateca, en terapia intensiva. El adulto tiene muerte cerebral.

La familia de Lozano Tamez ya está en Mérida proveniente de Monterrey. Según versiones recabadas, el regiomontano tiene una finca en Temozón Norte de Mérida, donde posee más animales salvajes.

Aunque ninguna autoridad federal y estatal ha aceptado proporcionar información sobre el hecho, se averiguó que el propietario de los tigres tiene los permisos para poseerlos.

En el mismo lugar hay una jaula con monos y caballerizas de reciente construcción. En forma extraoficial se informó que la autoridad ambiental visitó el lugar para verificar sus condiciones.

La jaula de los tigres es grande, tiene un lago artificial para los felinos, cuenta con “trampa” para darles comida y hacer la limpieza por parte de empleados.

Hasta hace unos meses no tenía la doble cerca que debe estar situada a un metro de la jaula, para evitar que los felinos lesionen a alguna persona que estire la mano.

“Alguna recomendación de la autoridad ambiental no siguieron sus propietarios y sucedieron los hechos que ya se conocen”, señalaron las fuentes.
[dynamic-sidebar id='Abajo post']