[dynamic-sidebar id='Debajo header']
INNOVACIÓN TECNOLÓGICA

Inseguridad pega a la IP de Guerrero.

[dynamic-sidebar id='Arriba post']

En el 2015, según la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas, se perdieron 1,287 mdp por delincuencia en el estado.

El asedio del crimen organizado al sector empresarial en Guerrero es constante. A través de mensajes intimidantes o, incluso, mediante secuestros de los mismos empresarios es como las bandas del crimen extorsionan.

Hace casi un mes, la empresa de bebidas Coca Cola Femsa cerró de manera indefinida uno de sus centros de distribución en Ciudad Altamirano, debido a la inseguridad.

“La medida fue tomada anteponiendo la seguridad de más de 160 colaboradores que laboran en el centro de distribución.

“La falta de condiciones necesarias para operar de manera eficiente y segura en esta zona del estado de Guerrero así como la reciente agresión injustificada hacia uno de nuestros colaboradores llevó a la empresa a tomar esta decisión”, precisó la compañía mediante un comunicado el pasado 23 de marzo.

Centro de distribución cerrado en Ciudad Altamirano por motivos de inseguridad y hostigamiento.

Este caso no es el único. Y es que empresas han cerrado en la entidad, reconoció Armando Zúñiga Salinas, vicepresidente nacional de la Comisión de Seguridad y Justicia de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Las pérdidas derivadas de la delincuencia que padece el sector empresarial en Guerrero son millonarias. La Encuesta Nacional de Victimización de Empresas 2016, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), precisa que tan sólo durante el 2015 las empresas en Guerrero registraron pérdidas a causa de la delincuencia por un estimado de 1,287 millones de pesos.

[dynamic-sidebar id='Abajo post']